int_invisibles-1

Gracias a las políticas de igualdad

Una investigación del Grupo INVISIBLES revela que las plantillas de personal de los institutos tecnológicos de la Comunitat Valenciana están equilibradas

Aumentar la visibilidad de las mujeres en la ciencia. Es el objetivo del grupo de trabajo INVISIBLES. Ciencia, innovación, transferencia, educación y política son sus ámbitos de actuación. Está integrado por profesoras del Departamento de Proyectos de Ingeniería de la Universitat Politècnica de València, investigadoras del CSIC y profesoras de la Universitat de València. Todas ellas adscritas como investigadoras al instituto INGENIO (CSIC-UPV).

Según explica la investigadora del equipo de INVISIBLES y Catedrática de la UPV, Mónica García Melón, trabajan simultáneamente en cuatro proyectos: MAGGIE. Monitoring and Assessing Gender Gap in Events», Invisibles, Monitorización de la brecha de género en los institutos tecnológicos de la Comunitat Valenciana y el último se centra en el Papel de la Mujer en la Enseñanza y Formación Técnico-Profesional en Colombia”.

MAGGIE es un proyecto que se desarrolla en el ámbito europeo “cuyo objetivo es diseñar una herramienta de medida del desempeño basada en indicadores que miden la brecha de género en congresos y conferencias tanto del ámbito científico como político”.

Mapear la brecha de género

El objetivo de este proyecto es mapear la brecha de género en los encuentros políticos y científicos en estudio para identificar sus debilidades y las razones que existen detrás de esa desigualdad. Entre sus resultados, para incentivan la participación de las mujeres tanto en asistencia, participación, liderazgo y a la hora de moderar el encuentro recomiendan, por ejemplo “incluir más mujeres en los Comités Organizadores y en los Comités Científicos y repensar el formato de las conferencias para favorecer la conciliación familiar”, explica la investigadora Mónica García Melón.

En INVISIBLES trabajan con indicadores para monitorizar y promover la visibilidad de las mujeres en la ciencia. Es un proyecto, financiado por la Generalitat Valenciana, que está asociado a MAGGIE pero centrado en actividades desarrolladas en la Comunitat Valenciana.

Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana

En el trabajo de Monitorización de la brecha de género de los Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana el equipo ha “elaborado una guía de buenas prácticas”. El estudio revela que estos centros de investigación presentan un equilibrio significativo en sus plantillas, incluidos los puestos de responsabilidad y de mando. Estos resultados demuestran que los Institutos Tecnológicos están trabajando bien la aplicación de las políticas de género.

A nivel global, en la composición de las plantillas de los Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana, “los números abalan un equilibrio de género siendo en total un 51,55% de mujeres en plantilla en promedio en los centros”, asegura Mónica García Melón para quien “las estrategias de contratación deben ser uno de los pilares fundamentales para cumplir con un equilibrio de género en la organización de los institutos”. Teniendo en cuenta que existe un claro desequilibrio de género en las personas graduadas en las carreras tecnológicas, “que las plantillas de los institutos tecnológicos se encuentren bastante equilibradas significa que las políticas de igualdad han funcionado en las estrategias de contratación”.

“La igualdad debe recaer en todos los departamentos”

La investigadora afirma que “involucrarse en las materias de género en la organización sigue siendo un asunto feminizado” y advierte que “la igualdad no debe recaer solamente en el Comité de Igualdad, sino que debe estar en todos los procesos y departamentos” de los institutos. “Incorporar la perspectiva de género en las distintas etapas del proceso innovador, o de investigación, es una práctica poco frecuente y varía dependiendo de la naturaleza del trabajo”.

En referencia al cuarto proyecto que están realizando es “un estudio similar al de los Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana pero en los centros tecnológicos que dependen del Ministerio de Ciencia de Colombia”, explica García Melón. En este país, a pesar de que existe un relativo equilibrio de género en el número de personas contratadas, “los roles de género siguen estando muy arraigados en los modos de trabajo”, añade.

Junto a Mónica García Melón trabajan en el grupo las investigadoras Rocío Poveda, Hannia González, Carmen Corona, Adela García-Aracil y Rosa Isusi. García Melón dirige actualmente la Cátedra de Diálogo Social en la UPV, financiada por Generalitat Valenciana, desde la Dirección General de Coordinación del Diálogo Social. “El dialogo social es una herramienta fundamental para promover la igualdad de género en las políticas públicas de ciencia, educación y empleo” asegura.

Share this post